Impactos socioculturales del emprendedor en el polo de desarrollo turístico del estado de Quintana Roo, desde un enfoque territorial

in Regions and Cohesion

Resumen

El objetivo del presente trabajo es estudiar los impactos socioculturales del emprendedor en el polo de desarrollo turístico del estado de Quintana Roo, que se ha conformado por flujos migratorios a lo largo de sus 47 años de existencia. Se trata de una zona atractiva por distintos motivos en particular para personas que buscan mejorar su calidad de vida, y que al desarrollar sus actividades productivas generan diferentes ventajas competitivas. Esta investigación se plantea desde un enfoque territorial que abarca una perspectiva heurística considerando al territorio como el escenario construido. Utiliza herramientas de tipo cualitativo y desarrolla un análisis de los comercializadores de artesanías además de incorporar estudios realizados por Centros de Investigación del estado de Quintana Roo. Identifica los impactos socioculturales del emprendedor, la generación de redes y la manera en que se conforma el territorio en un destino turístico.

A partir de 1968 surge la propuesta del primer polo de desarrollo turístico integral en el sur de la República Mexicana, en el estado de Quintana Roo, México, el cual se encuentra al este de la península de Yucatán, en la frontera con Centroamérica, colinda con los estados de Yucatán hacia el noroeste y Campeche al oeste; al norte con el golfo de México; al sur con el Río Hondo que delimita su frontera con Belice y Guatemala, y al oriente de su territorio con las aguas del Mar Caribe. Este polo de desarrollo turístico se concentraría en el norte del Estado, en donde no había nada, sólo selva tropical y amplias extensiones de playa, una choza y un pescador en la isla (Dondé y Turrent, 2009). Para este trabajo se entenderá como polo, una zona sujeta a un programa integral de desarrollo turístico que concentra inversiones públicas en proyectos de infraestructura “complementadas con una serie de medidas administrativas…para estimular y asegurar la oportunidad, tanto de la inversión privada requerida en instalaciones turísticas como del flujo masivo, en forma ágil y expedita, del turismo externo” (Banco de México, 1968: 2), el cual debía generar oportunidades de inversión, crear empleos y comercializar la oferta turística, tanto a nivel nacional como internacional; este proyecto nacional se vislumbraba como detonador económico de la región (Calderón & Orozco, 2009). La estrategia dio resultados inmediatos y exponenciales en la creación del polo turístico, como se muestra en la Tabla 1, la tendencia de crecimiento se ha mantenido desde su fundación en 1970, en este periodo creció 32.2 veces, el cual coincide con los años de un acelerado crecimiento vinculado a los proyectos turísticos, especialmente a la consolidación del proyecto Cancún (Corona, 2008), ya que para 1975 se tenían 1,322 cuartos, en 1980 ascienden a 3,930, en 1990 ya se registraban 17,470 cuartos, para el año 2000 se sumaron 25,434 cuartos y en el año 2010 ya se registraban 29,951 cuartos (Jiménez Márquez & Cazal, 2014), lo que hace interesante al estado de Quintana Roo para atraer a una nueva población de migrantes en busca de empleo y mejores oportunidades de vida.

Table 1• Crecimiento Poblacional de Cancún
AñoNúmero de Habitantes
198037,190
1990167,073
2000397,191
2010628,306

Fuente: Elaboración propia con base en los Censos Generales de Población y Vivienda INEGI 1980–2010.

Este estudio tiene un enfoque territorial porque explica a partir de una perspectiva heurística al territorio como el escenario socialmente construido donde ocurre todo lo social, económico y simbólico, permitiendo explicar los impactos socioculturales de los entornos en que están insertas las comunidades de los emprendedores que comercializan artesanías en el polo turístico.

La construcción del territorio será entendido como un agente de transformación social en el polo turístico de Quintana Roo que se conforma por la confluencia de los migrantes en busca de espacios laborales, quienes haciendo uso de sus saberes, costumbres e idiosincrasia, dan surgimiento a nuevas formas de relaciones sociales, culturales y económicas para el destino turístico, en donde muchas veces no es tan sencillo integrarse a la oferta de trabajo, y las personas que migran ven la oportunidad de poner un negocio para autoemplearse, haciendo uso de sus capacidades y retomando sus vínculos con el lugar de procedencia, que lo ayudarán para fortalecer su actividad productiva.

La problemática que se da en los polos turísticos es que ofrecen una amplia gama de espacios laborales de forma estacional, lo que atrae a grupos amplios de migrantes buscando nuevas oportunidades, posibilidad que no siempre se da por la alta competencia, lo que origina que busquen otras opciones para mejorar sus ingresos a través de la generación de autoempleo y el uso de las habilidades y capacidades que traen consigo para iniciar el proceso de territorialización o construcción y apropiación del territorio. Los impactos socioculturales del emprendedor coadyuvan a la creación de negocios, como el caso de los comercializadores de artesanías, que migraron al polo turístico de Quintana Roo y que ahora se vinculan al turismo, que es la actividad económica principal del destino.

El objetivo que se persigue en esta investigación es identificar los impactos socioculturales de los comerciantes de artesanías en el polo turístico del estado de Quintana Roo, desde un enfoque territorial.

El estudio se sustenta en la metodología cualitativa a través del uso de la herramienta de la entrevista semiestructurada que permite mayor libertad de acción al contar con un plan de desarrollo para realizarla, a partir de preguntas elaboradas y dando flexibilidad en el manejo de temas (Calderón y Alvarado, 2011), de tal forma que el entrevistador tiene la posibilidad de adaptarse para motivar la interlocución con los entrevistados, aclarar, términos, identificar ambigüedades y reducir formalismos (Díaz, Torruco, Martínez y Varela, 2013). El trabajo de campo se realizó del 17 al 25 de abril 2014, se entrevistaron a 70 comerciantes de artesanías en los principales lugares de venta como son: Mercado 28, Plaza Bonita, Mercado de Artesanías Coral Negro, Mercado Ki-Huic, siendo estos los más representativos, en el polo turístico del estado de Quintana Roo. Las entrevistas se iniciaron entre las 9:30 y las 10:00 horas, tiempo cercano a la apertura de los negocios, observando no interrumpir la limpieza del negocio y la instalación correspondiente de mercancía exhibida y sobre todo la atención a los clientes, con una duración de aproximadamente 60 minutos. Las preguntas en los cuestionarios estuvieron agrupadas por categorías con base en los objetivos de la investigación y cuando el entrevistado lo permitió se profundizó en aspectos importantes de la investigación. Además, se hizo uso de información secundaria que comprenden bases de datos, así como estudios realizados por otras instituciones de investigación para el desarrollo.

Para el análisis de este estudio se hace una conceptualización de la construcción del territorio considerando sus procesos respectivos de desterritorialización (abandono de territorios), reterritorialización (surgimiento de nuevas identidades sociales y culturales) y territorialización (apropiación del territorio) de los migrantes que llegan a conformar los polos turísticos. El análisis aborda el tema de migración como parte fundamental del desarrollo turístico, dando pie a la desterritorialización de los lugares que dejan los migrantes y construcción de sociedades de los destinos turísticos a donde llegan, para posteriormente estudiar los elementos socioculturales que los migrantes aportan al desarrollo económico del polo turístico. Finalmente, se identifican los impactos socioculturales que coadyuvan a la creación de negocios entre los comercializadores de artesanías mexicanas.

El territorio

El territorio se analiza en este trabajo no como un espacio físico “objetivamente existente”, sino como un conjunto de relaciones sociales que le dan origen y a la vez expresan una identidad y un sentido de propósitos compartidos por múltiples agentes públicos y privados, donde el estado juega un papel relevante (Jiménez, Cortez y Alavez, 2016), en donde el territorio adquiere el atributo de considerarse como Vázquez (2005) lo llama, en un agente de transformación social, que vincula la identidad económica, social y cultural, que busca robustecer a los sistemas productivos desde sus capacidades locales.

El territorio puede entenderse, como el entramado de intereses de todo tipo de una comunidad territorial, lo que permite percibirlo como un agente de desarrollo, siempre que sea posible mantener y desarrollar la integridad y los intereses territoriales en los procesos de crecimiento y cambio estructural (Vázquez, 2007). Representa el lugar de encuentro de las relaciones mercantiles y de formas de regulación social, que determinan diferentes formas de organizar la producción y diferentes capacidades de innovación de los productos (Alonso, 2004).

Los ámbitos del territorio reconocen, la parte económica representada por la construcción del tejido económico, los enlaces que se crean con el ámbito político-administrativo en donde el estado tiene una participación fundamental y el ámbito sociocultural que resulta de las relaciones cotidianas entre los individuos que dan forma y construyen a los grupos humanos relacionados con un espacio geográfico, en el que se crean relaciones de pertenencia hacia los lugares y el ambiente que los rodea.

El territorio local es un espacio de transformación que agrupa a los agentes que provocan el cambio para desarrollar la sociedad. Son los agentes con capacidad de cambio los que impulsan una transformación a través de la innovación, cambios tecnológicos, y capacidad organizativa, necesarios para fortalecer los lazos entre los sectores productivos, político-administrativos y socioculturales.

El estudio del territorio es transdisciplinario, pues desde un solo enfoque es imposible revisarlo, de tal suerte que Haesbaert (2013) lo deja claro cuando plantea que el territorio es para la geografía un concepto central porque implica la territorialidad por referirse a la espacialidad humana, en donde la geografía debería poner énfasis en la materialidad del territorio, en la relación hombre-naturaleza. En el ámbito de la ciencia política precisa que es considerado a partir de las relaciones de poder vinculado al Estado. La economía se percibe como “un factor locacional o como una de las bases de la producción, en tanto fuerza productiva”(Haesbaert, 2013: 33). En la antropología “destaca la dimensión simbólica … en el estudio de las sociedades llamadas tradicionales (pero también en el abordaje del neoliberalismo contemporáneo”(Haesbaert, 2013: 33). La sociología considera al territorio “a partir de las relaciones sociales en sentido amplio”(Haesbaert, 2013: 33). La psicología desde “la construcción de la subjetividad o de la identidad personal, ampliándolo hasta la escala del individuo”(Haesbaert, 2013: 33) profundiza el concepto de territorio, porque la parte personal involucra el “ambiente en que se desenvuelve una sola persona, su ambiente social, su espacio personal de vida o sus hábitos,” pero también involucra la forma individual de percepción subjetiva “en el cual un individuo se siente en casa”(Haesbaert, 2013: 102) y se da la posibilidad de apropiación y reconocimiento de los ambientes en donde realiza sus actividades.

El territorio tiene un sentido muy amplio, para Herner (2009), traspasa el uso que hacen de él la etología y etnología. Por lo que seres existentes se organizan según territorios que ellos delimitan y articulan con otros existentes. El territorio puede ser relativo tanto a un espacio vivido como a un sistema percibido. El territorio es sinónimo de apropiación o agenciamiento como lo llama Haesbaert (2013). Por lo tanto, la territorialidad es una característica central de los agenciamientos, por lo que es un proceso de construcción del territorio, que se da en el momento de apropiación del espacio y su entorno.

Pero también se pueden originar los movimientos inversos, dando pie a la desterritorialización, provocada por el abandono de territorios, creados en las sociedades. Guattari y Rolnik (2006) plantean que la especie humana se sumerge en un movimiento de desterritorialización en el sentido de que sus territorios originales se pueden romper ininterrumpidamente con la división social del trabajo.

La migración como parte del desarrollo turístico

Tal es el caso de la migración, tratada desde las ciencias sociales como un proceso para lograr mantener un balance social y económico. La migración ocurre por agentes socioeconómicos que obligan a los migrantes a dejar sus regiones de origen para migrar a otros lugares en los que existe un proceso de diferenciación económica de ingreso por las oportunidades de mercado y las condiciones de vida parecen ser más satisfactorias. Los movimientos migratorios originan una desterritorialización a partir de esa movilidad de los migrantes, ya sea como “nuevos nómadas, vagabundos, viajeros, turistas, inmigrantes, refugiados o como exiliados,” cerrar comillas expresiones cuyo significado suele ir más allá de su sentido literal y ampliarse hasta conformar metáforas poderosas (Haesbaert, 2013).

La migración se constituye por un número significativo de decisiones individuales, que sumadas, producen efectos importantes en la configuración de la personalidad colectiva de las ciudades destino (González et al., 2009). La migración, no sólo produce una movilidad de sujetos, si no a su vez se da un desplazamiento de identidades, es decir, los migrantes llevan consigo la representación simbólica de su territorio; de esta forma a través del proceso de migración se puede abandonar físicamente un territorio, pero no necesariamente se pierde la adscripción o referencia simbólica y subjetiva que se posee de su lugar de origen. Bajo esta hipótesis se puede hablar de un trazado de territorios “imaginados” que remiten a una expresión del ser (migrante) y de su territorio (lugar de origen, como una apertura hacia la manifestación o expresión de reterritorializaciones (Tovar, 2011).

En las últimas décadas, el turismo ha sido una de las actividades más productivas de México (Balslev & Velázquez, 2010), por lo que genera distintos tipos de movilidades, sobre todo de personas, objetos y capitales, aunque también involucra la movilización relacional de recuerdos, emociones y diversas puestas en escena (González et al., 2009). Como lo revela el estudio de Redes de Investigación para el Desarrollo (2014) cuando plantea que durante los primeros seis meses el proceso emocional del migrante tiene una sobrecompensación afectiva, pues percibe los lugares y el ambiente en general de forma muy positiva. Después de seis meses existe una subcompensación en donde el ambiente en general se vuelve caótico y trae consecuencias de divorcios, depresión, suicidios y drogas, registran datos que esta etapa se supera en un lapso de tiempo de seis meses a tres años, que forma parte natural de adaptación en los migrantes, quienes logran después de este tiempo cierta estabilidad.

El carácter global de las movilidades del turismo implican un movimiento consumista de cuerpos, imágenes e información. Como resultado de estas movilizaciones, los lugares comienzan a ser consumidos a medida que son visitados o elegidos como nichos de mercado, uno tras otro en un proceso continuo de consumo de cuerpos, imágenes e información, hasta que finalmente resultan agotados en el camino a la adquisición necesaria de características cosmopolitas (González et al., 2009).

El polo turístico del estado de Quintana Roo, es un lugar que atrae a una gran cantidad de migrantes por los diferentes atractivos y oportunidades que ofrece este destino, el cual se empezó a formar a partir de 1970 y de acuerdo a los datos de Dondé y Turrent (2009) se registraban 95 personas en Puerto Juárez y 22 personas en Colonia Puerto Juárez. Para 1971, Puerto Juárez registraba un total de 135 personas y Colonia Puerto Juárez 710 personas; para 1973, Puerto Juárez contaba con 219 personas, Colonia Puerto Juárez 1,426 personas y Cancún 1,135 personas; para 1974, en Cancún se tenía una población de 15,122 habitantes; de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de los censos de 1980, 1990, 2000 y 2010 , en 1980, la población ascendió a 37,190 habitantes; para 1990, sumaron 167,073 habitantes; para el año 2000, sumaban 397,191 pobladores y en el año 2010, ascendieron a 628,306 habitantes.

Al ser éste un destino turístico, la gente llega con el propósito de encontrar un espacio y lograr mejores condiciones de vida, y en muchas ocasiones debe enfrentar situaciones de distinta índole que le permitan insertarse en la oferta de trabajo, por ello, al final busca alternativas como el comercio de productos relacionados con la dinámica económica del lugar para poder subsistir.

Los destinos turísticos son sistemas complejos donde se produce una intersección de múltiples movilidades. El desarrollo turístico construye puestas en escenas que promueven otras movilidades y desmovilizaciones (González et al., 2009). En el caso del polo turístico de Quintana Roo, en donde el 54% está formado por migrantes (Redes de Investigación para el Desarrollo, 2014), el desarrollo turístico y la oferta de empleo hacen que esta región sea atractiva para las movilizaciones humanas. Sin embargo, se puede extraer que la principal amenaza que significa este proceso en términos de desarrollo local es su poder para ocultar la falta de competitividad del sector turístico en estos destinos, como éste en donde la gente viene y se enfrenta a situaciones adversas y al final busca alternativas como el comercio para poder subsistir.

El desarrollo turístico involucra movilidades de personas y objetos, de emociones y de ambientes, lo que lleva implícito muchos riesgos para el entorno natural y cultural de las comunidades receptoras (González et al., 2009), esto se debe a la alteración constante de recursos naturales ocasionados por el uso y disposición de los espacios, la capacidad de carga a los que se someten los lugares visitados, ya sean históricos o de conservación natural, pero mayormente por el crecimiento de los asentamientos humanos del que se vuelven objetos, pues los desarrollos turísticos originan concentración económica que los vuelve imanes para la atracción de grandes grupos humanos, que desencadenan en el territorio problemas como asentamientos irregulares, insuficiencia de los servicios, problemas de inseguridad, incremento de desempleo, entre otros.

Existe una migración en tanto existe un abandono de su lugar de residencia habitual para adoptar otro nuevo, asentándose en su nuevo destino con la idea de permanecer en ese lugar, y buscar una mejor calidad de vida (González et al., 2009). En el polo turístico de Quintana Roo, se concentra la mayor parte de migrantes de todo el país, siendo los estados que aportan un mayor porcentaje de población: Yucatán, Tabasco, Veracruz, Chiapas y Distrito Federal (Redes de Investigación para el Desarrollo, 2014), en orden de importancia, como se muestra en la Tabla 2. Estas movilidades generan, construyen y deconstruyen destinos turísticos.

Desde la perspectiva de la evolución y transformaciones de la economía de un país o de un territorio, una de las cuestiones centrales del desarrollo residiría en identificar los mecanismos que facilitan los procesos de crecimiento y cambio estructural (Vázquez, 2007).

Table 2• Migrantes en el Caribe Mexicano
EstadoPorcentaje
Yucatán18%
Tabasco17%
Veracruz13%
Chiapas12%
Distrito Federal11%

Fuente: Elaboración propia con base en datos de Redes de Investigación, 2014.

Este grupo de personas que migran ha comenzado a influir en las características mismas de la oferta turística (González et al., 2009), ya que una de las grandes oportunidades es la venta de artesanías a los miles de turistas que visitan el polo turístico de Quintana Roo. Y esta actividad económica se ha insertado de forma creativa y emprendedora a la dinámica del lugar dando la oportunidad de generar una fuente de ingreso a partir del ejercicio de las capacidades de comercialización que los migrantes traen y que despliegan como una alternativa a su nueva forma de vida.

Desde el desarrollo endógeno el fomento de las capacidades humanas tales como la creativa y la emprendedora de la población, son fundamentales para apoyar en el proceso de acumulación de capital en los territorios, pero este proceso está condicionado a factores culturales como “el espíritu de trabajo, la capacidad de ahorro, y la tolerancia, así como las normas y reglas que regulan las relaciones de las personas y las organizaciones del territorio”(Vázquez, 2007: 190), importantes para conformarse como las fuerzas que están detrás de lo que se denomina las fuentes inmediatas de crecimiento económico que es un proceso caracterizado por la incertidumbre y el azar, limitado por el cambio de las condiciones de mercado y por las decisiones de inversión de los actores, por lo que debería entenderse como un proceso evolutivo (Vázquez, 2007). En los procesos migratorios se identifican grupos de personas con capacidades, habilidades y aptitudes diferentes que propician cambios en las fuerzas de los sistemas productivos del polo turístico de Quintana Roo, lo que ha llevado a identificar que las pericias de las personas que llegan se reflejen en las actividades económicas en las que se desempeñan, de tal forma se detecta una relación entre los años que llevan viviendo en el polo turístico de Quintana Roo y los años que han realizado una actividad económica, como se muestra en la Tabla 3, que implica una evidencia de la evolución en el proceso de desarrollo endógeno en el polo turístico de Quintana Roo.

En el sentido de una configuración de espacios de los migrantes que pueden ser vistos como procesos emergentes, debido a que los migrantes abandonan físicamente su territorio pero “no pierden su adscripción o referencia simbólica que tienen de su lugar de origen,” lo que lleva a que viajen con sus referencias y realicen una reterritorialización moldeando u ordenando los nuevos lugares a los que llegan, tomando como referencia su punto de partida o su espació vivido (Tovar, 2011: 3).

Desterritorialización y construcción de sociedades en destinos turísticos

Table 3• Años viviendo en polo turístico de Quintana Roo por rango y años trabajando en la venta de artesanías de los comercializadores
Rango de número de años viviendo en el norte del polo turístico del Caribe MexicanoAños trabajando en la comercialización de artesanías en el norte del polo turístico del Caribe Mexicano (porcentaje)
0 – 58.0
6 – 1010.2
11 – 1510.2
16 – 2020.3
21 – 2520.3
26 – 3018.6
31 – 353.4
36 – 403.4
41 y más1.7
Total100.0

Fuente: Elaboración propia con base en datos de trabajo de campo realizado del 17 al 25 de abril, 2014.

Los procesos migratorios se dan en lugares de gran concentración o con algún atractivo; pero durante este proceso algunos factores tales como: costumbres, valores, aptitudes, actitudes y cuestiones afectivas se perderán, otros se fortalecerán y algunos más se buscarán y tratarán de adaptarse a las nuevas formas de relaciones sociales que se están creando.

Herner propone que se “debe pensar la territorialización, la desterritorialización y la reterritorialización como procesos concomitantes, fundamentales para comprender las prácticas humanas” (2009: 167), muchas de las cosas que provocan estos procesos son por supuesto la migración que se incentiva por distintas circunstancias, frecuentemente se da por cuestiones laborales, por cuestiones de formación educativa, por lazos familiares o por esparcimiento, que provocan que los individuos migren a distintos puntos para tener un espacio y realizar su vida cotidiana, por lo que se da una apropiación del espacio.

Porque en la vida cotidiana de los individuos surge la necesidad de cambiar de lugar de residencia para llevar a cabo diferentes actividades que forman parte de esta nueva vida, que conducen a conocer las dinámicas de los lugares, permitiendo establecerse y tomar el lugar como propio en el que vinculan actividades productivas, sociales, políticas y culturales del territorio que ahora se encuentran territorializando (Haesbaert, 2013).

Por lo tanto, en cuanto los seres humanos cambian de lugar de residencia y crean lazos de pertenencia afectivos que les permiten desarrollarse como individuos y que se identifican con el lugar al que ahora han elegido como residencia, se empieza a formar parte de la construcción del territorio al que se llega, creando nuevos vínculos con las personas que conocen y relacionan para continuar con el proceso de reterritorialización, transformando el espacio en el que ahora se mueven.

Este proceso de estabilización de la migración requiere una amplia gama de otras desmovilizaciones y removilizaciones: de trabajo y mano de obra, de capitales, de migrantes y de ciudadanos, así como también de imágenes, de información, de bienes físicos y de realidades virtuales (Sheller & Urry, 2004).

Haesbaert plantea este proceso como reterritorialización que explica como una reconstrucción de nuevos territorios “en nuevas bases” (2013). Pues los territorios se hacen siempre, derivado de los procesos de migraciones venidas de espacios deprimidos principalmente (Haesbaert, 2013).

La amplitud del concepto de territorio que aborda este trabajo indica que los individuos viajan con sus costumbres, identidades, valores y capacidades, y llegan a instalarse, a adaptarse y continuar con la construcción del territorio y a transformarlo, a hacerlo más complejo, pues ahora se han agregado nuevas identidades. De tal forma que ahora se tiene por un lado la modificación del espacio físico pero también esa relación entre el individuo y el espacio que conforman el territorio, el individuo, la sociedad y el ambiente.

En el polo turístico de Quintana Roo, se da un proceso de territorialización como resultado de la percepción de bonanza, de tranquilidad y de mejores oportunidades de vida, aunque como Redes de Investigación para el Desarrollo (2014) lo plantea, en la realidad la población que viene a este destino turístico en busca de empleo se enfrenta a remuneraciones bajas, condiciones laborales precarias, pérdida de tradiciones del lugar de origen, entre otras. Por lo que muchos adoptan el emprendimiento o autoempleo para generarse una forma de ingresos, relacionada con actividades económicas aprendidas anteriormente.

Elementos socioculturales que los migrantes aportan al desarrollo económico del polo turístico

Cada comunidad local se ha formado, en función de las relaciones y vínculos de intereses de sus grupos sociales, de la construcción de una identidad y de una cultura propia que la diferencia de las otras comunidades (Massey, 1984). Una comunidad territorial por iniciativa propia puede encontrar nuevas ideas y proyectos que le permitan utilizar recursos y encontrar soluciones a sus necesidades y problemas. Los actores locales a través de sus iniciativas y decisiones de inversión contribuyen al desarrollo y la dinámica productiva de una localidad (Friedmann & Weaver, 1979).

En el caso del polo turístico de Quintana Roo, una de las actividades productivas en las que se insertan los migrantes es el comercio de artesanías y los estados de origen de residencia de estos comercializadores son principalmente: Yucatán, Distrito Federal, Guerrero, Estado de México, Jalisco, Veracruz, Chiapas, Quintana Roo, Puebla, Tamaulipas, Oaxaca, entre otros, como se indica en la Tabla 4.

Table 4• Comercializadores de artesanía por estado de procedencia
Estados de origenPorcentaje
Yucatán27.0
Distrito Federal14.3
Guerrero12.7
Estado de México11.1
Jalisco7.9
Veracruz6.3
Chiapas6.3
Quintana Roo4.8
Puebla3.2
Tamaulipas1.6
Oaxaca1.6
Otros3.2
Total100

Fuente: Elaboración propia con base en datos de trabajo de campo realizado del 17 al 25 de abril, 2014.

El nacimiento y consolidación de los sistemas productivos locales se han producido en áreas, que se caracterizan por un sistema sociocultural fuertemente vinculado al territorio. La aceptación de un modelo de sociedad, en el que se premia el esfuerzo y la ética del trabajo, en la que la capacidad emprendedora es un valor social importante, en la que la movilidad social se potencia, por lo que la vinculación de los comercializadores de artesanía en los destinos turísticos del polo de Quintana Roo con su lugar de origen se expresa de forma muy fuerte al realizar su actividad económica, pues los productos que venden proceden en un 29% de Yucatán, un 17% de Guerrero, 17% del Distrito Federal, 15% del Estado de México, 10% de Jalisco, 8% de Veracruz, 6% de Chiapas, 5% de Quintana Roo, 3% de Puebla, 1% de Oaxaca, 1% de Tamaulipas, y 3% otros.

El funcionamiento de los mercados de trabajo locales y la capacidad de respuesta de las comunidades locales ante los cambios tecnológicos y los desafíos de la competitividad, permite buscar nuevas alternativas de productos. Los mecanismos de funcionamiento de las economías locales sólo pueden explicarse por la relación fuerte que se establece en los sistemas productivos entre empresa, cultura y territorio (Vázquez, 2000).

El sentimiento de pertenencia y la herencia familiar son elementos que influyen para la reproducción de sistemas productivos locales, debido a que juegan un papel importante incluso en el surgimiento de las empresas, ya que la familia proporciona recursos humanos empresariales y recursos financieros a buena parte de los proyectos empresariales. Se generan una serie de relaciones interpersonales en las sociedades que tienen la posibilidad de heredar rasgos identitarios culturales transgeneracionales. Que también se ponen de manifiesto en los comercializadores de artesanías del polo turístico de Quintana Roo que comercializan lo que producen, como los comercializadores que proceden de Veracruz, Yucatán, Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, Chiapas y Quintana Roo, como se muestra en la Tabla 5.

Table 5• Comercializadores por estado de procedencia que produce lo que vende
Estado de procedencia de los productosPorcentaje
Quintana Roo66.7
Yucatán43.8
Chiapas50.0
Veracruz25.0
Jalisco20.0
Estado de México14.3
Distrito Federal12.5

Fuente: elaboración propia con base en datos de trabajo de campo realizado del 17 al 25 de abril, 2014.

Dentro de la gama de productos que ofrecen están: hamacas, figuras de madera, tallado de piedra, bisutería artesanal, lámparas, llaveros, prendas de vestir, entre las más representativas. De acuerdo a Vázquez (2005), en los procesos de desarrollo en el territorio, los valores sociales juegan un papel clave en el funcionamiento del sistema productivo. La fuerte identidad al territorio unida al reconocimiento social a la actividad empresarial explica el surgimiento y el mantenimiento de la actividad productiva en situaciones de necesidad y en circunstancias de riesgo. Los lazos cercanos y la confianza entre emprendedores favorecen la cooperación y asegura las transacciones entre las empresas locales, lo que permite beneficios económicos y reducir los costos. Por último, la ética del trabajo induce a la mejora de la cualificación de los recursos humanos, reduce la conflictividad social y, en definitiva, favorece el proceso de acumulación de capital. Así pues existe una interrelación entre la cultura, las instituciones y el capital social, de una parte y los factores que dinamizan la productividad y el desarrollo de los territorios (Vázquez, 2007).

Generación de redes surgidas a partir de la identidad del emprendedor

El sistema productivo de una localidad o territorio está formado por empresas grandes, medianas, pequeñas o micro empresas que forman un modelo de organización, que permite generar rendimientos crecientes cuando la interacción entre las empresas propician la utilización de las economías externas de las escalas existentes en los sistemas productivos como desarrollo de las economías internas, en donde están instaladas (Vázquez, 2007).

El emprendimiento es considerado como la fuente que “proporciona a las comunidades la diversidad y el dinamismo que no sólo favorece el desarrollo continuo, sino que también proporciona un entorno en el que la libertad personal y los derechos individuales pueden florecer” (Shapero, 1985: 3). La concepción del emprendimiento, es un proceso de identificación, evaluación y explotación de oportunidades (Shane & Venkataraman, 2000). Y hoy en día es considerado como un elemento clave en las sociedades, ya que las personas emprendedoras favorecen el desarrollo social y económico tanto a nivel local como global (López & Ruíz, 2014).

Dos claves principales que explican la intención emprendedora son la deseabilidad y la viabilidad (Fitzsimmons & Douglas, 2011; Licht & Siegel, 2006). Las oportunidades emprendedoras son situaciones en las que nuevos bienes, servicios, materias primas y métodos de organización pueden ser introducidos al mercado.

El grupo de empresas comercializadoras de artesanías en el polo turístico de Quintana Roo analizadas, se conforma por unidades económicas de tamaño pequeño y micro que en promedio llevan 12 años trabajando en esta actividad económica, el mínimo de tiempo con experiencia en el trabajo es un año y el máximo es 32 años, y el 50% del grupo de empresas estudiadas tienen entre 10 y 32 años en la actividad económica.

Los sistemas productivos locales son una forma de organización de la producción, basadas en la división del trabajo entre las empresas y la creación de un sistema de intercambios que impulsan el aumento de la productividad y el crecimiento de la economía, para el caso que del polo turístico de Quintana Roo, se identifica que apenas un 19.1% de los comercializadores de artesanías buscan hacer negocios con otros comercializadores debido a: el gran flujo turístico que existe en el destino, de la variedad de productos que se quieran exhibir, y del trato que se les dé a los clientes.

El conocimiento previo puede entenderse como la información distintiva que posee un individuo sobre una temática particular, y que le capacita para identificar ciertas oportunidades. En el caso de los comercializadores de artesanía del polo turístico de Quintana Roo, el 70.1% vende artesanías del lugar que es originario como una fuente de trabajo y autoempleo por la facilidad que da el mercado. A su vez, dicha información distintiva se basa en el conocimiento idiosincrático que cada individuo acumula con base en circunstancias vividas, lo cual implica aceptar que la información no se distribuye de forma simétrica entre los emprendedores (Shane & Venkataraman, 2000).

El conocimiento previo relevante para el descubrimiento y la identificación de oportunidades emprendedoras, sobre el mercado y acerca de los problemas del cliente, facilita la identificación de soluciones para sus necesidades concretas, si el emprendedor conoce la forma en la que se usa una nueva tecnología, para servir a los clientes, la identificación de oportunidades vinculadas a esa nueva tecnología se verá favorecida (Shane, 2000). Los comercializadores de artesanía del polo turístico de Quintana Roo, en un 37.1% afirma tener algún problema de comercialización, como por ejemplo la competencia, la falta de flujo turístico, el regateo de los productos, entre otros.

Esto ha llevado a que el 42.9% de los comercializadores del norte del destino turístico del Caribe Mexicano busquen innovar en el proceso de trabajo a través de los productos. Llevando a que el 47% haya incorporado nueva tecnología en los últimos tres años, que ha consistido en equipos de cómputo, sistema de inventarios y terminales bancarias.

Los beneficios para el emprendedor derivados de la pertenencia a redes de diferentes naturaleza, así como el estudio de sus características y dimensiones, han sido cuestiones y ampliamente abordadas por la literatura (Burt, 2000; Lechner et al., 2006; Rodan & Galunic, 2004; Shane & Cable, 2002). Para el caso de los comercializadores de artesanía del polo turístico de Quintana Roo, no ha sido un campo explorado y solo el 5.8% trabaja con otros negocios para vender sus productos.

La formación y desarrollo de redes y sistemas flexibles de empresas y la interacción de las empresas con los actores locales y las alianzas estratégicas permiten a los sistemas productivos generar economías de escala en la producción pero también en la investigación y el desarrollo de los productos y de diversidad, y reducir así los costos de negociación y transacción entre las empresas (Vázquez, 2007). El 49% de los comercializadores de artesanías del polo turístico de Quintana Roo está interesado en pertenecer a algún tipo de organización, con el propósito de buscar beneficios económicos y orientación para mantenerse actualizado en su actividad económica.

Las formas de organización de la producción cambian en el tiempo como consecuencia de las estrategias de las empresas y la evolución de la dinámica económica, que están condicionadas por la introducción de innovaciones y conocimientos en los sistemas productivos (Gordon & Mc-Cann, 2000).

Conclusiones

En esta investigación se detectaron los impactos socioculturales de los emprendedores que comercializan artesanías mexicanas en el polo turístico de Quintana Roo, que se caracteriza por su dinamismo en los movimientos migratorios y en la oferta laboral debido a las ventajas competitivas que representa el polo turístico. Tras lo estudiado, se concluye que este tipo de destinos turísticos se convierten en lugares de constantes cambios socioculturales provocados por los procesos concomitantes de desterritorialización y reterritorialización para conformar un nuevo territorio.

La etapa de territorialización no es fácil, pues el proceso de migración involucra una serie de sentimientos, emociones, desapegos, sin embargo el ser humano busca alternativas que le permiten mejorar su calidad de vida además de su economía, pues no olvida el sentimiento de pertenencia y la herencia familiar que trasciende en su actividad productiva al promover los rasgos identitarios de su cultura.

El polo turístico de Quintana Roo se construye a partir de la composición de una serie de factores, los cuales integran la identidad de este territorio que empiezan a generar un sentido de pertenencia como comúnmente se les conoce “ciudad de migrantes,” influenciado por las raíces culturales de cada una de las personas que llegan a habitarlo, así mismo se detecta una asociación entre el lugar de procedencia de los comercializadores del polo turístico de Quintana Roo y el origen de los productos que ellos venden, manteniendo un lazo fuerte de vinculación, con sus lugares de origen, poniendo en evidencia las redes de comercialización que se generan entre un lugar y otro.

Del estudio realizado se identificó que las personas con más años viviendo en el polo turístico de Quintana Roo y que se dedica a la comercialización de artesanías mantiene una relación con la producción de éstas y su lugar de origen.

Los emprendedores de comercialización de artesanías traen valores neurálgicos ya aprendidos, que trasladan consigo y que los potencializan. Pues algunos iniciaron su negocio por el aprendizaje que se daba por familiares y amigos, por iniciativa propia y por la oportunidad que se veía debido al crecimiento de mercado turístico.

El impacto de este estudio que fue abarcado desde el enfoque territorial, identificó que en el polo de desarrollo turístico del estado de Quintana Roo, las relaciones biunívocas entre los individuos y su entorno, son fundamentales en la interacción que se da entre los sistemas construidos por los grupos humanos de este destino turístico.

Se detecta una red formada y construida por los comercializadores de artesanías, que inicia en el polo turístico de Quintana Roo y se extiende a sus diferentes lugares de origen en donde se encuentran familiares y amigos que se dedican a producir artesanías. De tal forma que el 32.6% de los comercializadores de artesanías del polo turístico de Quintana Roo, le compra a familiares, el 13% lo hace a amigos de donde es originario y el 54.3% adquiere los productos de proveedores de otro lugar al que es originario. Es por esta razón que en los polos turísticos se puede observar diferentes artesanías de todos los estados de la República Mexicana.

Las redes de comercialización que se dan debido a este fenómeno se forman por la búsqueda de ventajas competitivas en la producción y venta de las artesanías, generando con esto un valor agregado para el cliente y una rentabilidad más amplia al comerciante. Los emprendedores ven las oportunidad que les brinda la generación de redes pues esto les ayuda a ser más competitivos, a través de mejorar la calidad de su producto, contar con mayores beneficios económicos, proporcionar una amplia gama de artesanías y poder competir con un precio adecuado al consumidor el cual perciba una relación de calidad–precio, todo esto en virtud de obtener una mayor satisfacción del cliente.

La dinámica territorial económica de una población que se ha conformado históricamente por migrantes, da surgimiento a una población más flexible y receptiva a aceptar cambios en sus patrones de convivencia sociocultural debido a la convergencia de persona de diferentes estados y países, como se evidenció en los comercializadores de artesanías; o quizá como resultado de la misma conformación del polo turístico creado, que va más encaminado a insertarse en una dinámica que responde a elementos de la postmodernidad.

REFERENCIAS

  • AlonsoA. (2004). Desigualdades territoriales y desarrollo local: Consideraciones para Cuba. Economía y Desarrollo Facultad de Economía. Universidad de la Habana Vol. 136 pp. 150168.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Balslev ClausenH. & Velázquez GarcíaM. (2010). Desarrollo turístico en comunidades norteamericanas en México: El caso de Almos, Sonora. Diálogos Latinoamericanos172346.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Banco de México. (1968). Bases para el desarrollo de un programa integral de infraestructura turística en México S.A. Caja 4 Carpeta 4 Fondo Antonio Enríquez Savignac Sección archivos incorporados Subsección Banco de México periodo 1968–1974. Biblioteca Antonio Enríquez Savignac Universidad del Caribe.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • BurtR.S. (2000). The network structure of social capital. In B.M. Staw and R. Sutton (Eds). Research in Organizational Behaviour22345423. Greenwich: JAI Press.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Calderón MayaJ.R. & Orozco HernándezM.E. (2009). Planeación y modelo urbano: El caso de Cancún, Quintana Roo. Quivera 11(2) 1824.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Calderón NogueraD.F. y Alvarado CastellanosJ. (2011). El papel de la entrevista en la investigación sociolingüística. Cuadernos de Lingüística Hispánica171124.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Corona SandovalD.H. (2008). Religiosidad migración y empleo en Cancún: Dos estudios de caso (Tesis de Maestría sin publicar). Universidad de Quintana Roo. Chetumal, México.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Díaz-BravoL.Torruco-GarcíaU.Martínez-HernándezM. & Varela-RuízM. (2013). La entrevista, recurso flexible y dinámico. Investigación en Educación Médica 2(7) 162167.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Dondé EscalanteP. y Turrent y DíazE. (2009). Banco de México Fundador de Cancún. XL aniversario 1969–2009. México: Banco de México.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • FitzsimmonsJ.R. & DouglasE.J. (2011). Interaction between feasibility and desirability in the formation of entrepreneurial intentions. Journal of Business Venturing26431440. Retrieved from http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0883902610000029

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • FriedmannJ. & WeaverC. (1979). Territory and Function. Londres: Edward Arnold.

  • GonzálezR.OteroA.NakayamaL. & MarioniS. (2009). Las movilidades del turismo y las migraciones de amenidad: Problemáticas y contradicciones en el desarrollo de centros turísticos de montaña. Revista de Geografía Norte Grande447592.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • GordonR. & McCannP. (2000). Industrial cluster: Complexes, agglomeration and or social networks? Urban Studies37513532.

  • GuattariF. y RolnikS. (2006). Micropolítica Cartografías del Deseo. Madrid: Traficantes de Sueños.

  • HaesbaertR. (2013). El mito de la desterritorialización: Del “fin de los territorios” a la multiterritorialidad. México, D.F.: S. XXI editores México Argentina.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • HernerM.T. (2009). Territorio, desterritorialización y reterritorialización: Un abordaje teórico desde la perspectiva de Deleuze y Guattari. Huellas13 158171.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (1980). X Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (1990). XI Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (2000). XII Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (2010). XIII Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Jiménez MárquezM.P. & Cazal FerreiraA. (2014). Cambios regionales a partir de los espacios urbanos y forestales en Benito Juárez, Quintana Roo 1974–2013. En Antonio Higuera Bonfil (Coord.) Quintana Roo: Cuatro décadas de vida independiente (pp. 145). Chetumal, Quintana Roo, México: Malú de Balam Publicaciones.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Jiménez MárquezM.P.Cortez YacilaH.M. & Alavez San PedroM. (2016). Elementos territoriales del desarrollo rural: El tejido productivo de vainilla en el sur de Quintana Roo México. Ciudad de México: Plaza y Valdés, El Colegio de Tlaxcala, A.C. y Universidad del Caribe.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • LechnerC.DowlingM. & WelpeI. (2006). Firm networks and firm development: The role of the relational mix. Journal of Business Venturing21(4) 514540.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • LichtA.N. & SiegelJ.I. (2006). The social dimensions of entrepreneurship. En M. CassonB. YeungA. Basu & N. Wadeson (Eds.) The Oxford Handbook of Entrepreneurship (pp. 514539). Nueva York: Oxford University Press.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • LópezJ. & RuízA.M. (2014). Modelado de la intención emprendedora con redes bayesianas. Revista de Psicología23(2) 7187.

  • MasseyD. (1984). Spatial Divisions of Labour: Social structures and Geography of Production. Londres: Macmillan.

  • Redes de Investigación para el Desarrollo (2014). Inmigrantes ¿Quiénes son? Residentes Rivera Maya-Cancún113639.

  • RodanS. & GalunicC. (2004). More than network structure: How knowledge heterogeneity influences managerial performance and innovativeness. Strategic Management Journal25(6) 541562.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • ShaneS. (2000). Prior knowledge and the discovery of entrepreneurial opportunities. Organization Science11(4) 448469.

  • ShaneS. & CableD. (2002). Network ties, reputation, and the financing of new ventures. Management Science48(3) 364381.

  • ShaneS. & VenkataramanS. (2000). The promise of entrepreneurship as a field of research. Academy of Managements Review 25(1) 217226.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • ShaperoA. (1985). Why entrepreneurship? A worldwide perspective. Journal of Small Business Management 23(4) 15.

  • ShellerM. & UrryJ. (2004). Tourism Mobilities Places to Play Places In Play. London: Routledge.

  • Tovar ReyesM. (2011). La desterritorialización como forma de abordar el concepto de frontera y la identidad en la migración. Revista Geográfica de América Centra2113.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Vázquez BarqueroA. (2000). Desarrollo endógeno y globalización. EURE794765.

  • Vázquez BarqueroA. (2005). Las nuevas fuerzas del desarrollo. Barcelona: Antonio Bosch Editor.

  • Vázquez BarqueroA. (2007). Desarrollo endógeno. Teorías y políticas de desarrollo territorial. Investigaciones Regionales11183210.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation

Sociocultural impacts of entrepreneurs in the tourist development pole of the State of Quintana Roo from a territorial perspective

María del Pilar Jiménez Márquez, Lucila Zárraga Cano

Abstract: The objective of this article is to study the socio-cultural impact of entrepreneurs on the development of tourism in the State of Quintana Roo, which has been influenced by migratory flows throughout its 47 years of existence. This new, developing environment offers fresh opportunities and quality of life, which generate competitive advantages. The study will be based on a territorial approach that includes a heuristic perspective considering the territory as a constructed stage. Qualitative research is used, which includes an analysis of the marketers of handicrafts, and studies conducted by a research center in the State of Quintana Roo. It identifies the socio-cultural impacts of entrepreneurs, the generation of networks, and the way the territory has developed as a destination for tourism.

Keywords: commercialization, entrepreneurship, migration, territory, travel

Les impacts socio-culturels de l’entrepreneur dans le pole de développement touristique de l’état du Quintana Roo, à partir d’une perspective territoriale

María del Pilar Jiménez Márquez, Lucila Zárraga Cano

Résumé: L’objetctif de ce travail est l’étude des impacts socio-culturels de l’entrepreneur dans le pôle trouristique de l’état du Quintana Roo, qui s’est formé à partir de flux migratoires tout au long de ses 47 années d’existence. La zone attire des gens en raison de différentes raisons dans le but d’améliorer leur qualité de vie et qui, au gré de leurs activités productives génèrent des avantages comparatifs. Cette étude propose une perspective territoriale qui inclut une dimension heuristique fondée sur le territoire comme un lieu construit. Elle procède à partir de dispositifs qualitatifs à travers l’analyse des comerçants d’artisanat et elle s’appuie sur des études réalisées par des centre de recherche de l’état du Quintana Roo. Elle identifie les impacts socio-culturels de l’entrepreneur, le création de réseaux et comment est construit le territoire dans une destination touristique.

Mots clés: comercialisation, destinations touristiques, esprit d’entreprise, migration, territoire

If the inline PDF is not rendering correctly, you can download the PDF file here.

Contributor Notes

MARÍA DEL PILAR JIMÉNEZ MÁRQUEZ es Doctora en Desarrollo Regional con especialidad en Ordenamiento Territorial. Profesora e Investigadora de Tiempo Completo de la Universidad del Caribe. Ha publicado los libros: en coautoría, Informe de la evaluación del Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de la Ciudad de Cancún, actualización 2005 (2010); en colaboración, Cancún: Un entramado de voces, cultura, sociedad e historia (2010), en coautoría, Elementos territoriales del desarrollo rural: El tejido productivo de vainilla en el sur de Quintana Roo (2016). Las líneas de investigación en las que trabaja son: Desarrollo Urbano, Desarrollo Local, Desarrollo Rural y Territorio. E-mail: pilyjm@gmail.com

LUCILA ZÁRRAGA CANO es Doctora en Dirección y Mercadotecnia. Candidata al Sistema Nacional de Investigadores. Profesora Investigadora de Tiempo completo de la Universidad del Caribe. Ha publicado los libros Calidad y Servicio: Modelo para mejorar la competitividad en el servicio de guías de turistas en Quintana Roo (2012) y La transducción como factor de competitividad en el turismo (2016); como coautora de Factores de Éxito de Mipymes (2016). Es especialista en estudios de comercialización de productos y servicios, mercados turísticos, competitividad turística y calidad en el servicio. E-mail: lzarraga@ucaribe.edu.mx

Regions and Cohesion

Regiones y Cohesión / Régions et Cohésion

  • AlonsoA. (2004). Desigualdades territoriales y desarrollo local: Consideraciones para Cuba. Economía y Desarrollo Facultad de Economía. Universidad de la Habana Vol. 136 pp. 150168.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Balslev ClausenH. & Velázquez GarcíaM. (2010). Desarrollo turístico en comunidades norteamericanas en México: El caso de Almos, Sonora. Diálogos Latinoamericanos172346.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Banco de México. (1968). Bases para el desarrollo de un programa integral de infraestructura turística en México S.A. Caja 4 Carpeta 4 Fondo Antonio Enríquez Savignac Sección archivos incorporados Subsección Banco de México periodo 1968–1974. Biblioteca Antonio Enríquez Savignac Universidad del Caribe.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • BurtR.S. (2000). The network structure of social capital. In B.M. Staw and R. Sutton (Eds). Research in Organizational Behaviour22345423. Greenwich: JAI Press.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Calderón MayaJ.R. & Orozco HernándezM.E. (2009). Planeación y modelo urbano: El caso de Cancún, Quintana Roo. Quivera 11(2) 1824.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Calderón NogueraD.F. y Alvarado CastellanosJ. (2011). El papel de la entrevista en la investigación sociolingüística. Cuadernos de Lingüística Hispánica171124.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Corona SandovalD.H. (2008). Religiosidad migración y empleo en Cancún: Dos estudios de caso (Tesis de Maestría sin publicar). Universidad de Quintana Roo. Chetumal, México.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Díaz-BravoL.Torruco-GarcíaU.Martínez-HernándezM. & Varela-RuízM. (2013). La entrevista, recurso flexible y dinámico. Investigación en Educación Médica 2(7) 162167.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Dondé EscalanteP. y Turrent y DíazE. (2009). Banco de México Fundador de Cancún. XL aniversario 1969–2009. México: Banco de México.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • FitzsimmonsJ.R. & DouglasE.J. (2011). Interaction between feasibility and desirability in the formation of entrepreneurial intentions. Journal of Business Venturing26431440. Retrieved from http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0883902610000029

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • FriedmannJ. & WeaverC. (1979). Territory and Function. Londres: Edward Arnold.

  • GonzálezR.OteroA.NakayamaL. & MarioniS. (2009). Las movilidades del turismo y las migraciones de amenidad: Problemáticas y contradicciones en el desarrollo de centros turísticos de montaña. Revista de Geografía Norte Grande447592.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • GordonR. & McCannP. (2000). Industrial cluster: Complexes, agglomeration and or social networks? Urban Studies37513532.

  • GuattariF. y RolnikS. (2006). Micropolítica Cartografías del Deseo. Madrid: Traficantes de Sueños.

  • HaesbaertR. (2013). El mito de la desterritorialización: Del “fin de los territorios” a la multiterritorialidad. México, D.F.: S. XXI editores México Argentina.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • HernerM.T. (2009). Territorio, desterritorialización y reterritorialización: Un abordaje teórico desde la perspectiva de Deleuze y Guattari. Huellas13 158171.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (1980). X Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (1990). XI Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (2000). XII Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (2010). XIII Censo general de población y vivienda. http://www.inegi.org.mx

  • Jiménez MárquezM.P. & Cazal FerreiraA. (2014). Cambios regionales a partir de los espacios urbanos y forestales en Benito Juárez, Quintana Roo 1974–2013. En Antonio Higuera Bonfil (Coord.) Quintana Roo: Cuatro décadas de vida independiente (pp. 145). Chetumal, Quintana Roo, México: Malú de Balam Publicaciones.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Jiménez MárquezM.P.Cortez YacilaH.M. & Alavez San PedroM. (2016). Elementos territoriales del desarrollo rural: El tejido productivo de vainilla en el sur de Quintana Roo México. Ciudad de México: Plaza y Valdés, El Colegio de Tlaxcala, A.C. y Universidad del Caribe.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • LechnerC.DowlingM. & WelpeI. (2006). Firm networks and firm development: The role of the relational mix. Journal of Business Venturing21(4) 514540.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • LichtA.N. & SiegelJ.I. (2006). The social dimensions of entrepreneurship. En M. CassonB. YeungA. Basu & N. Wadeson (Eds.) The Oxford Handbook of Entrepreneurship (pp. 514539). Nueva York: Oxford University Press.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • LópezJ. & RuízA.M. (2014). Modelado de la intención emprendedora con redes bayesianas. Revista de Psicología23(2) 7187.

  • MasseyD. (1984). Spatial Divisions of Labour: Social structures and Geography of Production. Londres: Macmillan.

  • Redes de Investigación para el Desarrollo (2014). Inmigrantes ¿Quiénes son? Residentes Rivera Maya-Cancún113639.

  • RodanS. & GalunicC. (2004). More than network structure: How knowledge heterogeneity influences managerial performance and innovativeness. Strategic Management Journal25(6) 541562.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • ShaneS. (2000). Prior knowledge and the discovery of entrepreneurial opportunities. Organization Science11(4) 448469.

  • ShaneS. & CableD. (2002). Network ties, reputation, and the financing of new ventures. Management Science48(3) 364381.

  • ShaneS. & VenkataramanS. (2000). The promise of entrepreneurship as a field of research. Academy of Managements Review 25(1) 217226.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • ShaperoA. (1985). Why entrepreneurship? A worldwide perspective. Journal of Small Business Management 23(4) 15.

  • ShellerM. & UrryJ. (2004). Tourism Mobilities Places to Play Places In Play. London: Routledge.

  • Tovar ReyesM. (2011). La desterritorialización como forma de abordar el concepto de frontera y la identidad en la migración. Revista Geográfica de América Centra2113.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation
  • Vázquez BarqueroA. (2000). Desarrollo endógeno y globalización. EURE794765.

  • Vázquez BarqueroA. (2005). Las nuevas fuerzas del desarrollo. Barcelona: Antonio Bosch Editor.

  • Vázquez BarqueroA. (2007). Desarrollo endógeno. Teorías y políticas de desarrollo territorial. Investigaciones Regionales11183210.

    • Search Google Scholar
    • Export Citation